domingo, 29 de abril de 2007

Los sueldos de los políticos


Por fin se ha desvelado el gran secreto. Rajoy ha declarado lo que cobra, unos 8.000 € al mes, 3.000 como diputado en el Congreso y 5.000 de su partido. Dicen que 600 € más al mes que el presidente del Gobierno. Se me ocurren varias cosas al hilo de esta inane polémica, tan inútil como la del café de Zapatero.


Lo primero es que Zapatero no gana esos 7.400 € que dicen. Gana mucho más que eso, ya que él tiene la vida gratis total, desde la comida a los trajes de más de 1.000 € que gasta ahora pasando por la vivienda, las vacaciones y tantas otras cosas que no vemos. Ver el artículo de ayer de Antonio Burgos, que hace una buena reflexión al respecto.


Lo siguiente es a qué gobernantes podemos aspirar los españoles con estos sueldos. Pues no podemos aspirar a nada más que a estos políticos que tenemos. Nuestros diputados ganan 3.00o euros al mes, sueldo que, si estuvieran bien capacitados podrían ganar en cualquier empresa o trabajo autónomo. No están capacitados y por eso se dedican a la política, pocos podrían dedicarse a otras cosas con éxito similar.


¿Alguien puede pensar que una responsabilidad como la de la presidencia de un gobierno de una de las grandes naciones del mundo está recompensada por esa cantidad de dinero que dicen? Evidentemente, no. El político espera otras compensaciones, también las económicas, pero están ocultas para los ciudadanos. Además del poder, el cual debe ejercer una atracción fatal para esta clase de personas, hay también un interés económico y no hay más que ver al camarada Felipe haciendo negocios, al influyente Solchaga y demás.


El sueldo de los políticos debería ser mucho más alto y así se cumplirían varios objetivos: primero, la política atraería a profesionales mejor cualificados de los que hay actualmente; segundo, el político no tendría que preocuparse de crear una red de influencias durante el ejercicio de su poder y tomaría decisiones más independientes del poder económico (peligrosa mezcla la que tenemos en España) y se eliminaría la tentación de la corrupción a la que tan proclives son. Mejores sueldos para menos políticos.


Además de eso, el presidente del gobierno debería costearse todos sus gastos particulares y no engañarnos con un sueldo de directivo de pyme que en realidad es puro ahorro.


De todas formas, lo que no puede decir Rajoy es que, como Esperanza Aguirre, tiene las mismas dificultades que la mayoría de los ciudadanos. Señor Rajoy, adminístrese el sueldo, que aunque no es muy alto, tampoco es una miseria.


Por último, ¿cómo se puede permitir una pregunta tan estúpida y tan indiscreta? Encima en boca de una pensionista que decía ganar 300 € al mes. ¿No estaría preparado?


P.S.: El capitán trueno acierta otra vez. La foto ya la puse el otro día, pero esta está un poco retocada y queda mucho mejor.
Por cierto, ya que estamos con Antonio Burgos, excelente artículo el de hoy también.