lunes, 9 de abril de 2007

Demasiadas cosas acumuladas


Estos últimos días no he podido escribir nada para el blog por encontrarme de regreso de la semana de esquí en Francia. Dos días de largo viaje y un poco de descanso.


En esta España de hoy, la de Zapatero, hasta en Semana Santa las noticias son todas bastante graves: comunicado de ETA, revelaciones sobre la "actitud inequívoca" de abandono de la "violencia" por parte de los terroristas, la conversión del campeón nacional energético en un segunda división extranjero con la ayuda de los patriotas Entrecanales, y las apariciones normales de los políticos, que son todas apocalípticas.


El otro día, en primera noche en España tuve la oportunidad de ver a nuestro insigne presidente en un mitin en Huelva. Con ese énfasis que acostumbra a poner en las grandes ocasiones, ésas en las que se juega su gran capital político, declaró en una arenga casi churchilliana de comienzos de la Segunda Guerra Mundial que está en guerra con el cambio climático. Dijo que va a ser inflexible con el cambio climático, como si estuviera en sus manos reducir las emisiones de las industrias de medio mundo o reducir el nivel de radiación solar. Igual hace una ley contra el cambio climático. Así quedará bien delante del contaminador Al Gore la próxima vez que venga a visitarle a La Moncloa en su avión privado. Se puede ver en la televisión del PSOE en internet, la cual me niego a enlazar en mi blog. Hasta ahí podíamos llegar, que en esto de internet se sabe todo. Si se busca en google psoe tv, el vídeo se llama Progreso y cohesión social. A divertirse.


Por cierto, que ayer el Diario independiente de la mañana titulaba uno de sus editoriales Furia climática. En realidad, aparte del catastrofismo habitual, glosando un nuevo informe de la ONU sobre el cambio climático, es un ejemplo de furia contra Bush, el chivo expiatorio para cualquier mal que aqueje a la humanidad ahora o en el futuro. Como dice Rodríguez Braun, el mejor amigo del hombre no es el perro, sino el chivo expiatorio.


Por suerte, en el Mesozoico no estaba la ONU para advertir a los dinosaurios de frenar el cambio climático. ¿Alguien se imagina Madrid lleno de dinosaurios? Está bien el artículo de Luis Gómez sobre el asunto.


Lo que más me ha satisfecho últimamente ha sido leer en el Adam Smith Institute blog, algo que ratifica cosas que ya había dicho yo en alguna de mis entradas, aquí, aquí o aquí.


Ya estamos de vuelta de vacaciones. Bienvenidos y ánimo, ya estamos cerca de las 200 visitas.

1 comentario:

Gonzalo Javier dijo...

Hola.

Soy Gonzalo.
Les vengo a pedir ayuda para poder difundir lo mas posible mi reflexión sobre el calentamiento global.
Hasta hace poco la dejaba en blogs que trataran sobre el tema o que estuviesen relacionados al medio ambiente.
Ahora cree mi propio blog donde por ahora solo he publicado mi reflexión.
Denle un vistazo a mi blog y si les interesa y les gusta, por favor les pido que me ayuden.
No se muy bien como se maneja esto de los blogs.

Aca esta mi dirección de blog:

http://elgranretodelsiglo.blogspot.com/


desde ya muchas gracias.

Un gran saludo.