domingo, 2 de noviembre de 2008

Dos comparaciones con la crisis del 29


Russell Roberts y Sala i Martín escriben sobre las similitudes de esta crisis con la del 29. Los dos coinciden en una cosa: los políticos no se enteran de nada de lo que pasa y van dando palos de ciego.

Según Russell Roberts, lo mejor sería quedarse quieto y dejar de transmitir mensajes contradictorios a ciudadanos y empresas: Unfortunately, there is no consensus about a preferable alternative. The economists are almost as clueless as the politicians. At such a time, inaction may be the wisest course of action.

Sala i Martín: ¡Ah! Casi me olvidaba. Les decía que había dos factores que hacían que la crisis del 1929 y la actual fueran parecidas. Una ya se la he comentado: las bolsas se desplomaron. La segunda: los gobiernos no se enteran de nada. Uno se queda de atónito cuando el gobierno aprueba un plan de 700.000 millones para comprar los activos tóxicos de los bancos y una semana después decide que el dinero se utilizará para comprar acciones. Y uno se queda todavía más petrificado cuando ve que la explicación que dan de este cambio es que … ¡la bolsa ha reaccionado negativamente! Que los periodistas confundan la bolsa con la economía tiene un pase. Pero que el gobierno utiliza la bolsa para decidir su política económica es una locura que demuestra que anda totalmente perdido. Tan perdido como el del 1929.