miércoles, 18 de julio de 2007

Rajoy defiende la libertad...


... a medias. Dice que retirará Educación para la Ciudadanía, pero no defiende el uso del cheque escolar.


La razón, que aduce es que las diferencias de los colegios lo harían inviable. Es como si nos dice Rajoy que el Estado debe intervenir en la fabricación de coches porque la diferencia entre fábricas harían inviable que todo el mundo tuviera un coche razonable. Se equivoca de medio a medio el señor Rajoy, pues sólo con libertad para que la gente pueda elegir colegio y la competencia entre colegios que ello generaría, hará mejorar la calidad de los colegios, es decir, adecuarla a las necesidades percibidas y esperadas por los padres en la educación de sus hijos.


Sin embargo, opta por el modelo intervencionista actual en el que el Estado controla de una forma u otra a los colegios.


Lástima