domingo, 1 de julio de 2007

Relato de la indignidad (III)


Sé que soy un poco pesado con este tema, pero me parece tan grave que no lo puedo dejar pasar por alto. Además, creo que es mejor recordarlo unos días después de publicado en la prensa. Es necesario recordar que esto ha pasado y no podemos dejar que la sucesión vertiginosa de noticias nos haga perder de vista lo importante que sucede.


Ya que ETA no es creíble, supongo que el señor Imaz, ese nacionalista moderado con el que hasta Rajoy se quiere das el pico, sí que lo es.




En una entrevista en Radio Euskadi recogida por EFE Imaz dice que Gara, ETA y Batasuna mienten. "Están diciendo, por ejemplo, que el problema es que no se quiso respetar que los navarros pudiesen tomar su propia decisión para conformar un espacio único en los cuatro territorios. Es mentira. Yo participaba en esas conversaciones y la posición que tomó Batasuna y la posición que ha tenido ETA es diferente", ha afirmado.

Imaz subrayó que él mismo participó en la reunión negociadora en la que los proetarras dijeron "al Partido Socialista que, o defendía activa y públicamente conformar un único espacio de autogobierno (entre Navarra y el País Vasco), o todo se rompe". "Yo dije que como demócrata y abertzale no puedo aceptar el chantaje a punta de pistola a un partido para que cambie sus convicciones, además de que violentar la voluntad de los navarros (con un acuerdo de ese tipo) supondría un alejamiento para dos generaciones" entre ambas comunidades, agregó el presidente del PNV. "Y le dijimos no a Batasuna y ese fue el motivo principal por el cual se rompió la tregua".


Imaz señaló que ha "callado durante ocho meses" porque los participantes en esas conversaciones pactaron no desvelar su contenido y que, si ahora habla, es por las "mentiras" de "ETA y Batasuna, con la colaboración de Gara, cuando dicen que no se quiso respetar (por el PNV y el PSOE) que Navarra tuviera su propia decisión" para crear una institución conjunta con Euskadi. "Defendemos que Navarra pueda decidir su futuro y como abertzales trabajamos para que haya un espacio común, pero no a través de la amenaza y el chantaje de la violencia", aseveró.

Imaz olvida que su PNV pactó con ETA en el año 1997 o 1998 cosas similares a esta que proponían ahora y él no dijo nada.