jueves, 22 de mayo de 2008

Diego Puga


Leo en Expansión que Diego Puga ha ganado el VII premio Fundación Herrero 2008, que defiende la competencia entre universidades y centros educativos para fomentar la excelencia académica.

Dice Expansión: Puga asegura que para resolver el problema educativo del país, la Administración debería, en primer lugar, dejar de promover "la igualdad de resultados y apostar más por la igualdad de oportunidades", que haga que las universidades y los centros educativos "compitan" por lograr la excelencia académica. "En la universidad española todos los estudiantes son tratados como jugadores de Tercera División", afirma, mientras defiende el modelo anglosajón, basado en el incentivo económico para las universidades por cosechar buenos resultados académicos.

¡Anatema! Este hombre es un fascista, promover la competencia entre universidades, a quién se le ha ocurrido.

Yo iría más lejos que Diego Puga. Si toda la educación fuera privada y los colegios compitieran entre sí, se acabarían las discusiones sobre la lengua en la que estudian los niños. Cada padre elegiría el colegio que quisiera, y listo. Con el sistema intervencionista que tenemos, es el Gobierno, autonómico nacional o local quien decide sobre lo que más nos importa. ¡Qué fácil sería acabar con determinados debates!