jueves, 1 de mayo de 2008

Pacifismo


Puesto que nuestra ministra de Defensa se ha declarado pacifista en reiteradas ocasiones, no me extraña que nuestras gloriosas Fuerzas Armadas hayan dejado escapar vivos a los piratas que secuestraron el Playa de Baquio. Es la cobardía al más puro estilo Zapatero. Cobardía, pero con honor, ¿eh? Que no se diga.

La noticia en ABC de hoy. En el foro militar unos dicen que la fragata no podía actuar porque no tenía medios para ello, a lo que otros rebaten que el sólo hecho de no mandar la fragata con los medios suficientes es un acto de negligencia grave incomprensible en cualquier ejército que se precio y razón para cortar la cabeza de alguien. ¿La ministra, quizás?

Según leo en Revista Naval, la fragata Méndez Núñez es la cuarta de la serie de fragatas F-100 fabricadas por Navantia, antes Izar, antes Bazán, en Ferrol y está equipada con el sistema de combate Aegis, el más avanzado del mundo, propiedad de Lockheed Martin. El programa supone más de doce millones de horas de producción y un millón de horas de ingeniería.

Pregunto, ¿para qué quiere nuestra Armada buques tan caros y sofisticados si el Gobierno no deja que actúe? Para eso nos podemos ahorrar el dinero. ¡Zapatero, cobarde!

Y la oposición, silbando. O recogiendo avales para dirigir el Ministerio de la Oposición.